La subida del IRPF

 

Empezamos el año 2012 con una subida de impuestos directos de padre y muy señor mío. El elevado deficit del Estado, es decir la diferencia entre lo que el Estado ingresa y lo que gasta, obliga a aumentar los impuestos. El Gobierno, mediante el Real Decreto ley 20/2011 de Medidas Urgentes, ha decidido aplicar una fuerte subida a los impuesto directos (IRPF y IBI básicamente).  Vamos a ver en detalle en que consiste:

1.- Incremento tipo de gravamen en la base liquidable general. O lo que es lo mismo, que en los ejercicios 2012 y 2013, a lo que ya pagábamos se añade un porcentaje adicional según la siguiente escala:

Tabla IRPF 2012 Base Liq General 

 

 

 

 

 

 

 

Por si no queda claro, quiere decir que todo el mundo pagará, incluso las rentas más bajas (un 0,75%). El tipo más alto nos lleva a niveles de Suecia (en Catalunya 56% por 56,5% los del país de Ikea). No sé de ustedes, yo ya estoy aprendiendo a conducir renos.

2.- Incremento tipo de gravamen en la base liquidable del ahorro, o sea la de los intereses que nos pagan los bancos entre otros. Hasta el 2011 pagábamos un 19% hasta 6.000 € y un 21% por encima de esta cantidad. A partir del 2012 queda como sigue:

Tabla IRPF 2012 Ahorro

 

 

 

 

 

3.- Las retenciones lógicamente suben en la misma proporción. Las corespondientes a las nóminas lo veremos en febrero, ya que nos “perdonan” enero. Cuidado, luego en la declaración de renta ya lo recuperan.

4.- Todas las retenciones al 19% saltan al 21%. Esto afecta a las de los bancos, pero también a las de los alquileres de locales. Como el RDL salió publicado en el BOE del 31-12-2012, y los recibos de enero estaban ya en el banco, han salido con la antigua retención. Deberemos regularizar esta diferencia del 2% en el recibo de febrero.

5.- La retención sobre rendimientos de consejos de administración salta del 35% al 42%.

6.- No todo es malo. Se restaura la deducción por inversión en vivienda habitual, eso si reducida al 7,5% de las cantidades pagadas durante el ejercicio hasta el máximo anual de 9.040 € por contribuyente.

7.- Se prorroga la reducción del rendimiento neto de las actividades económicas por mantenimiento de empleo. Durante el 2012, todas las PYMEs que hayan mantenido o aumentado su plantilla respecto 2008, gozarán de un a reducción del 20%.

8.- De forma transitoria para 2011 y 2012 se mantiene una deducción por gastos en habituar a los empleados para el uso de las TIC.

9.- De la misma forma que hemos visto en el punto 7 se mantiene el tipo de gravamen reducido al 20% por mantenimiento de empleo.

10.- De momento no hay modificaciones en el IVA excepto el mantenimiento del tipo del 4% para la entrega de viviendas nuevas durante 2012.

11.- Finalmente habrá un aumento para 2012 y 2013 del IBI, hasta un 10% que se aplicará para los locales y las viviendas. En este caso se aplicará sólo en el 50% de las viviendas de cada municipio que estén por encima de la media.

12.- En cuanto a otros temas, se suben las pensiones un 1%, aunque con las nuevas retenciones, se va a cobrar menos. Tambien las bases máximas de cotización suben el 1% que es la previsión del IPC del Gobierno para el 2012.

Y esto es todo de momento… por desgracia habrá más. El aumento en los impuestos a todo el mundo implica menos pasta en el bolsillo, menos consumo. Veremos como afecta esto a la recaudación de los impuestos indirectos como el IVA. Es posible que su descenso sea superior al aumento de la recaudación por IRPF, y por tanto no reduzcamos el déficit.

En cuanto a la reforma laboral, medidas para que llegue el crédito a empresa y familias, o apoyos concretos para emprendedores, pués de momento nada. Mejor dicho el doble, nada de nada.     

publicado el

Calendario fiscal enero 2012

 

Calendario fiscal enero 2012

publicado el