Devolución del céntimo sanitario

Céntimo sanitario

El pasado 27 de febrero el Tribunal de Justicia de la UE en Luxemburgo falló en contra del llamado “céntimo sanitario”. Este impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos, fue impuesto en 2002 por el estado y cedido a las CCAA.  

 

¿Cómo funciona el céntimo sanitario?

El impuesto consiste en añadir unos céntimos de euro por cada litro de combustible, para destinarlos teóricamente a gastos sanitarios. De esta forma el Estado ingresa 2,4 céntimos de € por cada litro y las CCAA pueden añadir hasta otros 4,8. Actualmente varias comunidades están en el máximo (Andalucía, Cataluña, las dos Castillas, Extremadura, etc.), y otras como Madrid “solo” añaden 1,7 céntimos de €/litro.

 Este impuesto se liquida junto con la factura, formando parte de la base imponible, y por tanto hay que añadirle el IVA del 21% correspondiente.

 

¿Qué dice la sentencia?

Es muy clara, ya que recuerda que el gobierno de España no actuó de buena fe ya que fue advertido que este impuesto vulneraba la normativa comunitaria. En concreto no es legal ya que:

1. No persigue una finalidad distinta a la cubierta por los presupuestos generales.

2. Se destina a financiar conceptos genéricos de sanidad o medio ambiente.

3. Para ello ya existen los Impuestos Especiales Armonizados.

La sentencia, pero, no informa de la forma de devolución.

 

¿Cómo puedo reclamar su devolución?

No existe un procedimiento concreto. A falta del mismo solo hay dos opciones:

1. Realizar una rectificación de autoliquidaciones mediante un escrito de recurso no sujeto a un modelo concreto (toda vez liquidamos este impuesto dentro de una factura). Solo podemos reclamar los últimos cuatro años.

2. Realizar una acción de responsabilidad patrimonial del Estado: mediante una reclamación que permitiría ir más allá de estos cuatro años.

 

¿Qué debo aportar?

Tanto se ejercite una opción o la otra será obligatorio aportar copia de las facturas del combustible. Factura, no recibo, no tiquet, no cargo de VISA. Esto implicará que se pierdan muchas posibilidades de reclamación, sobretodo de particulares.

 

¿Qué consecuencias puede llevar?

La obvia es una actuación de comprobación de estas facturas por parte de Hacienda. Además deberíamos devolver el IVA deducido que nos cargaron sobre estos céntimos, y tenerlo en cuenta a efectos de Impuesto de Sociedades o de la renta, toda vez este céntimo podía actuar de gasto deducible.

 

¿Qué debo hacer?

Primero debemos esperar el pronunciamiento  de la AEAT sobre la fórmula para pedir la devolución. Si no dispusiéramos de pronunciamiento, usaríamos la rectificación para los últimos cuatro años y la acción de responsabilidad para el resto de años. Sin embargo debemos estudiar cada caso concreto, ver las facturas y estudiar si compensa la reclamación.

publicado el

Tarifa de 100 € para los contratos indefinidos

Contrato trabajoEl pasado día 1 de marzo, se publico en el boletín oficial del estado la nueva “tarifa plana” para la contratación de personal indefinido.

Esta “tarifa plana” consiste en que las empresas o autónomos que contraten a un nuevo trabajador indefinido y a tiempo completo sólo pagarán 100 €/mes en la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes durante los primeros 24 meses de la contratación. Por supuesto a parte de estos 100 €/mes de cotización por contingencias comunes hay que sumar el coste que suponen las contingencias profesionales, desempleo, FOGASA y formación profesional.

Cuando la contratación se realice a tiempo parcial la cotización también se reduce en la siguiente proporción, 75 €/mes cuando la jornada sea al menos equivalente a un 75% y 50 €/mes cuando la jornada sea al menos equivalente a un 50%.

Se podrán acoger a estas reducciones todas contrataciones indefinidas celebradas entre el 25 de febrero del 2014 y el 31 de diciembre del 2014.

 

Requisitos que hay que cumplir:

-        Estar al corriente de pago de las obligaciones Tributarias y de Seguridad Social, además de no tener ninguna sanción por incumplimiento de Inspección de Trabajo.

-        No haber efectuados despidos por causas objetivas o disciplinarios que hayan sido declarados judicialmente como improcedentes en los seis meses anteriores a la celebración del nuevo contrato.

(A efectos del cumplimiento de este requisito no se tendrán en cuenta las extinciones que hayan realizado antes del 25 de febrero del 2014).

-        Que representen un incremento tanto del nivel de contratos indefinidos, como del nivel personal contratado en la empresa

-        Mantener el nivel de empleo total y el nivel de empleo indefinido en los 3 años siguientes a la formalización del contrato.

 

Qué pasa cuando se incumplen los requisitos:

-        En caso de dejar de estar al corriente de pago, se perdería la reducción de cuotas en la primera falta de ingreso ya sea total o parcial de obligaciones dentro de su plazo reglamentario.

-        En caso de no mantener el nivel de empleo total o indefinido que se tiene en el momento de la realización del contrato en los 3 años siguientes a la formación del contrato, se deberá reintegrar la diferencia entre los 100 € pagados y lo que realmente se tendríaque haber pagado por ese trabajador en caso de no haberse acogido a la reducción.

Si el incumplimiento se produce al segundo año de la contratación el reintegro sería del 50% de la diferencia de lo ingresado y de lo que se debería haber ingresado.

Y por último si el incumplimiento se produce en el tercer año de la contratación el reintegro sería del 33% de la diferencia de lo ingresado y lo que se debería haber ingresado.

Por supuesto estas reducciones no se pueden aplicar a familiares de hasta segundo grado tanto por consanguinidad o afinidad.

 

Veamos un ejemplo práctico, para un contrato indefinido con un salario bruto anual de 15.000 €:

-    Con la normativa actual: el coste mensual de SS empresa sería de 386,25 € (295 € de contingencias comunes, más contingencias profesionales, FOGASA y FP)

-    Con el nuevo contrato: 191,25 €, es decir un ahorro de 195 € al mes por las contingencias comunes.

 

publicado el