Cambios en la tributación de socios profesionales

profesionales 

La reforma tributaria del 2015 realizada mediante la Ley 26/2014 de 27 de noviembre nos deja un cambio importante en la tributación de los socios de entidades mercantiles. Se modifica el artículo 27 de la ley del IRPF incluyendo como rendimiento de actividad económica las percepciones que un socio reciba de la sociedad en que participa, por sus servicios.

 

Esto está sujeto a tres condiciones:

  • Que se participe en el capital de la entidad.
  • Que se realicen actividades incluidas en la Sección Segunda de las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas. Es decir, actividades de tipo profesional como médicos o abogados.
  • Que el socio esté incluido en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, o en una mutualidad de previsión social que actúe como alternativa al citado régimen especial. En la práctica implica la existencia de un porcentaje mínimo de acciones o participaciones.

 

¿Que consecuencias tiene todo esto?

  • El socio profesional deberá emitir una factura por sus servicios, con el tipo de IVA y la retención del IRPF de actividad profesional, que en su caso corresponda. Deja por tanto de tener una nómina y declarar por rendimiento del trabajo en renta a tributar por actividades económicas.
  • Deberá darse de alta en Hacienda como actividad profesional. Deberá escoger el sistema de Estimación Directa (Normal o Simplificada) y estará obligado a presentar las declaraciones trimestrales pertinentes. También estará obligado a llevar los libros registros obligatorios.
  • Como ventaja, podrá deducirse todos aquellos gastos personales necesarios para el desarrollo de su actividad.
publicado el