Nueva bonificación contratos indefinidos

Contrato antiguo de trabajo

Exención en la cotización de los primeros 500 € del salario (RD Ley 1/2015 de 27 de febrero).

Vigencia desde 01/03/2015 hasta 31/08/2016

El pasado 28 de febrero, salió publicado el RD Ley 1/2015 con la nueva bonificación para los contratos indefinidos que ser realicen a partir del uno de marzo. Esta bonificación implica que los primeros 500 euros de la base de cotización por contingencias comunes correspondiente a cada mes quedarán exentos  de cotización en la parte correspondiente a la empresa. Al resto del importe de dicha base le resultará aplicable el tipo de cotización vigente en cada momento.

Esta bonificación sustituye la tarifa plana de 100 € vigente hasta 31 de marzo de 2015.

Este beneficio en la cotización se aplicará durante un período de 24 meses, computados a partir de la fecha de efectos del contrato, para los contratos indefinidos a tiempo completo. En caso de realizarse por tiempo parcial para poder aplicarse esta exención el contrato indefinido tendría que ser como mínimo por el 50% de la jornada y la exención sería proporcional a la jornada trabajada.

Para las empresas de menos de diez trabajadores, una vez finalizado el período de 24 meses antes comentado, tendrán derecho durante los 12 meses siguientes a exención de la aplicación del tipo de cotización los primeros 250 euros de la base de cotización o la cuantía proporcionalmente reducida que corresponda en los supuestos de contratación a tiempo parcial.

 

  • Requisitos que tiene que cumplir la empresa para poder aplicarse esta exoneración:
  1. Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social, tanto en la fecha de efectos del alta de los trabajadores como durante la aplicación del beneficio correspondiente
  2. No haber extinguido contratos de trabajo, bien por causas objetivas o por despidos disciplinarios que hayan sido declarados judicialmente improcedentes, bien por despidos colectivos que hayan sido declarados no ajustados a Derecho, en los seis meses anteriores a la celebración de los contratos que dan derecho al beneficio
  3. Celebrar contratos indefinidos que supongan un incremento tanto del nivel de empleo indefinido como del nivel de empleo total de la empresa. Para calcular dicho incremento, se tomará como referencia el promedio diario de trabajadores que hayan prestado servicios en la empresa en los treinta días anteriores a la celebración del contrato.
  4. Mantener el nivel de empleo durante tres años (36 meses), tanto a nivel de de empleo indefinido como nivel de empleo total en la empresa. De lo contrario la empresa deberá devolver lo que se ha descontado.
  5. No haber sido excluidas del acceso a los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo por la comisión de la infracción grave del art. 22.2 o las infracciones muy graves de los arts. 16 y 23 de la LISOS.
  • Requisitos del trabajador

No se han establecido requisitos de edad ni de otra condición.

 

  • Exclusiones
  1. Relaciones laborales de carácter especial.
  2. Contrataciones que afecten al cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive, del empresario o de quienes tengan el control empresarial, ostenten cargos de dirección o sean miembros de los órganos de administración de las entidades o de las empresas que revistan la forma jurídica de sociedad, así como las que se produzcan con estos últimos.
  3. Contratación de trabajadores cuya actividad determine su inclusión en cualquiera de los sistemas especiales establecidos en el Régimen General de la Seguridad Social.
  4. Contratación de empleados en el servicio del sector público
  5. Contratación de trabajadores que hubiesen estado contratados en otras empresas del grupo de empresas del que formen parte y cuyos contratos se hubieran extinguido por causas objetivas o por despidos disciplinarios que hayan sido unos u otros declarados judicialmente como improcedentes, o por despidos colectivos que hayan sido declarados no ajustados a Derecho, en los seis meses anteriores a la celebración de los contratos que dan derecho a la reducción.
  6. Contratación de trabajadores que en los seis meses anteriores a la fecha del contrato hubiesen prestado servicios en la misma empresa o entidad mediante un contrato indefinido.
  • Cotización por horas complementarias

El beneficio tampoco resultará aplicable a la cotización por horas complementarias que realicen los trabajadores a tiempo parcial cuyos contratos den derecho al mismo.

 

  • Socios trabajadores/cooperativas

Lo dispuesto será también de aplicación en el supuesto de personas que se incorporen como socios trabajadores o de trabajo de las cooperativas, siempre que estas hayan optado por un régimen de Seguridad Social propio de trabajadores por cuenta ajena, así como a los que se incorporen como socios trabajadores de las sociedades laborales.

 

  • Aplicación indebida / Reintegro de bonificaciones

En los supuestos de aplicación indebida del respectivo beneficio, se procederá el reintegro de las cantidades dejadas de ingresar con el recargo y el interés de demora correspondientes, conforme a lo establecido en la normativa recaudatoria de la Seguridad Social.

En caso de incumplimiento del requisito de mantenimiento de empleo durante un periodo de 36 meses, quedará sin efecto la bonificación o reducción y se deberá proceder al reintegro de la diferencia entre los importes correspondientes a las aportaciones empresariales a la cotización por contingencias comunes que hubieran procedido en caso de no aplicarse aquella y las aportaciones ya realizadas, en los siguientes términos:

  1. Si el incumplimiento de la exigencia del mantenimiento del nivel de empleo se produce desde la fecha de inicio de la aplicación del respectivo beneficio hasta el mes 12, corresponderá reintegrar el 100 por 100 de la citada diferencia.
  2. Si el incumplimiento se produce desde el mes 13 y hasta el mes 24, corresponderá reintegrar la citada diferencia por los meses que hayan transcurrido desde el mes 13.
  3. Si el incumplimiento se produce desde el mes 25 y hasta el mes 36, corresponderá reintegrar la citada diferencia por los meses que hayan transcurrido desde el mes 25.

La obligación de reintegro prevista en este apartado se entiende sin perjuicio de posibles sanciones.

 

publicado el

¿Es posible la conciliación familiar de los autónomos?

Comciliación familiar

En la nueva ley de medidas de orden social publicada el pasado 28 de febrero, también hacen referencia a la conciliación familiar de los trabajadores autónomos. Con esta nueva medida, los autónomos tendrán derecho, por un plazo de 12 meses, a una bonificación del 100% de la cuota de autónomos por contingencias comunes, que resulte de aplicar a la base media que tuviera el trabajador en los 12 meses anteriores a la fecha en que se acoja a esta medida.

 

Esta bonificación se podrá aplicar en los siguientes supuestos:

  • Cuidado de menores de 7 años a su cargo.
  • Tener a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia.

 

Requisitos que tiene que cumplir el autónomo para acogerse a esta medida:

 

-  Permanecer de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y mantener esta situación de alta durante los 6 meses siguientes al vencimiento del plazo de disfrute de la bonificación.

-  Contratar a un trabajador por cuenta ajena, a tiempo completo o parcial, que deberá mantenerse durante todo el periodo de disfrute de la bonificación. La duración del contrato deberá ser al menos de 3 meses desde la fecha de inicio del disfrute de la bonificación.

- Si el contrato se realiza a tiempo parcial no podrá celebrarse por una jornada laboral inferior al 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable. En este tipo de contratación la bonificación en la cuota de autónomos por contingencias comunes será del 50%.

-  Sólo tendrán derecho a la bonificación los trabajadores por cuenta propia que carezcan de trabajadores asalariados en los 12 meses anteriores al inicio de la aplicación de bonificación. (Para este requisito no se tendrán en cuenta los contratos de interinidad realizados para la sustitución por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento)

 

 En caso de incumplir lo establecido en los apartados anteriores, el trabajador autónomo queda obligado a devolver el importe de la bonificación disfrutada.

 

Esta bonificación es compatible con el resto de incentivos a la contratación por cuenta ajena, conforme a la normativa vigente

publicado el

La Tarifa Plana de Autónomos

 

Uno de los temas más consultados por nuestros clientes son las bonificaciones de la tarifa plana de autónomo. Esta tarifa plana para el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos es una medida aprobada en 2013 para impulsar la auto-ocupación y ayudar a los autónomos en los primeros meses de su actividad. Consiste en el pago de una cuota mensual reducida a la Seguridad Social en calidad de autónomo:

  • Primeros 6 meses: 80% de reducción de la cuota, :  55,78 euros.
  • Siguientes 6 meses: 50% de reducción durante el segundo semestre:  134,06 euros.
  • Últimos 6 meses: 30% de reducción durante el siguiente semestre:  186,25 euros.

Requisitos:

1. No haber estado de alta como autónomo en los cinco años anteriores.

2. No emplear trabajadores por cuenta ajena

3. No ser administrador de una sociedad mercantil

4. No haber recibido anteriormente una bonificación de la Seguridad Social como autónomo, aunque hayan pasado más de cinco años.

5. No ser autónomo colaborador (régimen especial para familiares de los autónomos).

publicado el

Las Asociaciones y la nueva Ley del Impuesto de Sociedades

 

Una de las consecuencias que ha pasado más desapercibida de la aprobación de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, es la obligación de presentar declaración por parte de las asociaciones y clubes.

 

Todas las entidades jurídicas, tales como asociaciones, clubes, comunidades; además de las sociedades, estaban sujetos al Impuesto sobre Sociedades. Sin embargo la anterior ley indicaba en su artículo 136 lo siguiente:

 

“No obstante, los citados sujetos pasivos no tendrán obligación de presentar declaración cuando cumplan los siguientes requisitos:

a) Que sus ingresos totales no superen 100.000 euros anuales.

b) Que los ingresos correspondientes a rentas no exentas sometidas a retención no superen 2.000 euros anuales.

c) Que todas las rentas no exentas que obtengan estén sometidas a retención.”

 

Por tanto la mayoría de pequeñas asociaciones no tenían que presentar este impuesto. Sin embargo el redactado de la nueva ley en su artículo 124, en vigor desde el ejercicio 2015, “olvidó” esta excepción. Por tanto todas las asociaciones y clubes deberían presentar el impuesto para todos los ejercicios que se cierren a partir del uno de enero de 2015.

 

Sin embargo, y ante la presión a la que se ha visto sometido el gobierno, ha introducido de nuevo el artículo pero dejando el límite en 50.000 €, en vez de los 100.000 €. La modificación, introducida en la ley segunda oportunidad, deja los otros dos requisitos iguales.

 

El principal problema para estas entidades será el deber de llevar una contabilidad de acuerdo con el artículo 120: “Los contribuyentes de este Impuesto deberán llevar su contabilidad de acuerdo con lo previsto en el Código de Comercio o con lo establecido en las normas por las que se rigen.”

 

Y esta contabilidad deberá diferenciar claramente aquellas actividades exentas de las que no lo son. Y aquí está el truco. Casi todas las entidades de este tipo realizan actividades que por su naturaleza son exentas (es decir no están obligadas a tributar), tales como las cuotas de socios o donativos. Pero también tienen actividades que pueden considerarse de carácter económico, tales como merchandising o torneos. De esta manera Hacienda va a tener conocimiento de estas actividades que hasta ahora quedaban “ocultas” en la no declaración. De esta forma todas estas entidades declararan de acuerdo con el capítulo XIV del Título VII como entidades parcialmente exentas.

 

Por tanto, a nuestro humilde entender, las motivaciones del legislador para marcar esta obligación son:

  • Obligar “de facto” a que muchas operaciones que hasta hoy se realizaban “sin factura”, porque no nos deducimos el IVA, se regularicen correctamente para poder presentar correctamente la contabilidad en caso de inspección.
  • Tener información del volumen de cada entidad para realizar inspecciones que permitan aflorar la parte de actividades económicas que deben tributar por IVA y IS.

 

No es que antes no existieran estas obligaciones, pero pasaban desapercibidas para el fisco.

 

Todo ello conlleva un importante aumento de las obligaciones de estas entidades y en Unigest te explicamos cuáles son y cómo afrontarlas de forma ágil y económica. 

publicado el