La Tarifa Plana de Autónomos

 

Uno de los temas más consultados por nuestros clientes son las bonificaciones de la tarifa plana de autónomo. Esta tarifa plana para el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos es una medida aprobada en 2013 para impulsar la auto-ocupación y ayudar a los autónomos en los primeros meses de su actividad. Consiste en el pago de una cuota mensual reducida a la Seguridad Social en calidad de autónomo:

  • Primeros 6 meses: 80% de reducción de la cuota, :  55,78 euros.
  • Siguientes 6 meses: 50% de reducción durante el segundo semestre:  134,06 euros.
  • Últimos 6 meses: 30% de reducción durante el siguiente semestre:  186,25 euros.

Requisitos:

1. No haber estado de alta como autónomo en los cinco años anteriores.

2. No emplear trabajadores por cuenta ajena

3. No ser administrador de una sociedad mercantil

4. No haber recibido anteriormente una bonificación de la Seguridad Social como autónomo, aunque hayan pasado más de cinco años.

5. No ser autónomo colaborador (régimen especial para familiares de los autónomos).

publicado el

Las Asociaciones y la nueva Ley del Impuesto de Sociedades

 

Una de las consecuencias que ha pasado más desapercibida de la aprobación de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, es la obligación de presentar declaración por parte de las asociaciones y clubes.

 

Todas las entidades jurídicas, tales como asociaciones, clubes, comunidades; además de las sociedades, estaban sujetos al Impuesto sobre Sociedades. Sin embargo la anterior ley indicaba en su artículo 136 lo siguiente:

 

“No obstante, los citados sujetos pasivos no tendrán obligación de presentar declaración cuando cumplan los siguientes requisitos:

a) Que sus ingresos totales no superen 100.000 euros anuales.

b) Que los ingresos correspondientes a rentas no exentas sometidas a retención no superen 2.000 euros anuales.

c) Que todas las rentas no exentas que obtengan estén sometidas a retención.”

 

Por tanto la mayoría de pequeñas asociaciones no tenían que presentar este impuesto. Sin embargo el redactado de la nueva ley en su artículo 124, en vigor desde el ejercicio 2015, “olvidó” esta excepción. Por tanto todas las asociaciones y clubes deberían presentar el impuesto para todos los ejercicios que se cierren a partir del uno de enero de 2015.

 

Sin embargo, y ante la presión a la que se ha visto sometido el gobierno, ha introducido de nuevo el artículo pero dejando el límite en 50.000 €, en vez de los 100.000 €. La modificación, introducida en la ley segunda oportunidad, deja los otros dos requisitos iguales.

 

El principal problema para estas entidades será el deber de llevar una contabilidad de acuerdo con el artículo 120: “Los contribuyentes de este Impuesto deberán llevar su contabilidad de acuerdo con lo previsto en el Código de Comercio o con lo establecido en las normas por las que se rigen.”

 

Y esta contabilidad deberá diferenciar claramente aquellas actividades exentas de las que no lo son. Y aquí está el truco. Casi todas las entidades de este tipo realizan actividades que por su naturaleza son exentas (es decir no están obligadas a tributar), tales como las cuotas de socios o donativos. Pero también tienen actividades que pueden considerarse de carácter económico, tales como merchandising o torneos. De esta manera Hacienda va a tener conocimiento de estas actividades que hasta ahora quedaban “ocultas” en la no declaración. De esta forma todas estas entidades declararan de acuerdo con el capítulo XIV del Título VII como entidades parcialmente exentas.

 

Por tanto, a nuestro humilde entender, las motivaciones del legislador para marcar esta obligación son:

  • Obligar “de facto” a que muchas operaciones que hasta hoy se realizaban “sin factura”, porque no nos deducimos el IVA, se regularicen correctamente para poder presentar correctamente la contabilidad en caso de inspección.
  • Tener información del volumen de cada entidad para realizar inspecciones que permitan aflorar la parte de actividades económicas que deben tributar por IVA y IS.

 

No es que antes no existieran estas obligaciones, pero pasaban desapercibidas para el fisco.

 

Todo ello conlleva un importante aumento de las obligaciones de estas entidades y en Unigest te explicamos cuáles son y cómo afrontarlas de forma ágil y económica. 

publicado el

Modelo 347

Modelo 347

El mes de febrero es tradicionalmente el mes del modelo 347. Con esta declaración informamos a Hacienda de la facturación que hemos tenido con clientes y proveedores por más de 3.005,06 € (IVA incluido) durante el año anterior. Esta declaración anual sirve a Hacienda para controlar que no haya facturas ocultas, así como posibles contribuyentes que no declaran su actividad.

La principal novedad del ejercicio 2014 (el que declaramos ahora) es que también están obligados a hacerlo las comunidades de propietarios. No tienen que declarar los suministros de energía eléctrica, suministros de agua o combustibles que se usen para la comunidad. Tampoco los seguros que tengan por finalidad el aseguramiento de bienes de zonas y elementos comunes. Se deberán de declarar operaciones que superen los 3.005,06 euros y que correspondan a inversiones, rehabilitaciones, mantenimiento y conservación, jardinería, seguridad y conserjería, gastos de administración, etc.

Durante estas semanas es normal recibir cartas informativas de clientes y proveedores sobre los datos que ellos tienen registrados. Sobre ello es importante saber:

  • No es obligatorio. A diferencia de los certificados de retenciones, no tenemos porque informar a terceros ni contestar sus requerimientos.
  • Es posible que las cifras no coincidan. Tengamos en cuenta que una factura emitida por nosotros, puede ser contabilizada por nuestro cliente en fecha posterior (de hecho hasta cuatro años). Lo importante es que todas las facturas que hemos emitido a clientes con un volumen de operaciones superior a 3.005,06 € aparezcan.
publicado el

Cambios en la tributación de socios profesionales

profesionales 

La reforma tributaria del 2015 realizada mediante la Ley 26/2014 de 27 de noviembre nos deja un cambio importante en la tributación de los socios de entidades mercantiles. Se modifica el artículo 27 de la ley del IRPF incluyendo como rendimiento de actividad económica las percepciones que un socio reciba de la sociedad en que participa, por sus servicios.

 

Esto está sujeto a tres condiciones:

  • Que se participe en el capital de la entidad.
  • Que se realicen actividades incluidas en la Sección Segunda de las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas. Es decir, actividades de tipo profesional como médicos o abogados.
  • Que el socio esté incluido en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, o en una mutualidad de previsión social que actúe como alternativa al citado régimen especial. En la práctica implica la existencia de un porcentaje mínimo de acciones o participaciones.

 

¿Que consecuencias tiene todo esto?

  • El socio profesional deberá emitir una factura por sus servicios, con el tipo de IVA y la retención del IRPF de actividad profesional, que en su caso corresponda. Deja por tanto de tener una nómina y declarar por rendimiento del trabajo en renta a tributar por actividades económicas.
  • Deberá darse de alta en Hacienda como actividad profesional. Deberá escoger el sistema de Estimación Directa (Normal o Simplificada) y estará obligado a presentar las declaraciones trimestrales pertinentes. También estará obligado a llevar los libros registros obligatorios.
  • Como ventaja, podrá deducirse todos aquellos gastos personales necesarios para el desarrollo de su actividad.
publicado el

Claves de la reforma Fiscal

 

Después de meses de debates, ya tenemos aquí la anunciada reforma fiscal para el 2015-2016, con unas supuestas bajadas de impuestos. La realidad es que se han operado cambios importantes que pueden dejar las bajadas de tipos anuladas. En este artículo esbozamos los titulares de los principales aspectos y te dejamos el link a la página web de Hacienda para mayor información: 

 

1º Claves en el IRPF:

  • Se reducen el número de tramos de siete a cinco, y con ellos los tipos marginales aplicables. Así el tipo mínimo pasa del 24,75% al 20%, en 2015, y al 19%, en 2016. El tipo máximo de gravamen baja del 52% al 47%, en 2015, y al 45%, en 2016. Sin embargo esta bajada se puede ver contrarrestada al variar el número de tramos, ya que el tramo más alto por ejemplo empieza a partir de 60.000 € en vez de los 300.000 € actuales. 
  • La tributación por la base del ahorro bajará de los actuales 21% a 27% al 20 al 24 % en 2015 y del 19 al 23 % en 2016. Sin embargo desaparece la exención por los primeros 1.500 € de dividendos. 
  • El mínimo personal subirá de 5.150 a 5.550 euros y lo harán también los mínimos familiares y por minusvalía. Hay que decir que los mismos estaban congelados a pesar del aumento de la carestía de la vida. Así mismo se crean beneficios  fiscales   para  familias   numerosas   y   personas   con discapacidad, regulándose tres impuestos negativos, que pueden pedirse adelantadamente a razón de 100 € mensuales. 
  • La exención por despido o cese del trabajador se mantiene en los mismos términos anteriores, pero se fija como límite exento en estas indemnizaciones la cantidad de 180.000 euros. 
  • La reducción por rendimientos generados en dos o más años baja del 40% al 30%. 
  • En las transmisiones inmobiliarias se elimina el coeficiente de corrección monetaria (vamos, que eliminamos la inflación) y se mantiene el coeficiente de abatimiento pero hasta un máximo de 400.000 €. 
  • Se amplía la exención de las plusvalías para mayores de 65 años si su destino es la constitución de una renta vitalicia que complemente la pensión. Antes solo operaba en la transmisión de la vivienda habitual. 
  • Las daciones en pago pasarán a estar exentas y se modifica la tributación de las pérdidas por las preferentes. 
  • La reducción por rendimientos del alquiler de viviendas queda en el 60% desapareciendo el 100% del alquiler a jóvenes. 
  • Por otra parte, se incorpora los Nuevos Planes de ahorro a largo plazo, que pudiera ser complementario a los planes de pensiones u otras formas de ahorro. Así, los nuevos Planes pueden adoptar la forma de cuenta bancaria o seguro que garanticen la restitución de al menos, el 85% de la inversión. Los rendimientos generados disfrutarán de exención si la inversión se mantiene un mínimo de cinco años. 
  • Por otro lado, a partir de 2015 todas las plusvalías se integrarán en la base del ahorro, con independencia del período de generación, dejando de estar penalizadas las plusvalías a corto plazo. 
  • En cuanto a los empresarios y profesionales:

- Las sociedades civiles pasarán a tributar por Impuesto de Sociedades y no por atribución de rentas a partir del 2016.

- Los profesionales que presten servicios a sociedades en las que tengan participación deberán declararlo como actividad profesional y aplicar el IVA correspondiente!

- En la actividad de arrendamiento de inmuebles desaparece la obligación del local, manteniéndose la obligación de una persona contratada, para ser considerada actividad empresarial.

- Las provisiones para gastos de difícil justificación en EDS se limitan a 2.000 € anuales.

- Para las actividades en EO (módulos) se reducen los límites conjuntos de 450.000 € a sólo 150.000 € o 75.000 € si el contribuyente factura a empresarios y profesionales obligados a expedir factura. Eso llevará a la mayoría de actividades a estar excluidas de módulos. El límite de compras también se queda en 150.000 € y además se excluyen de módulos aquellas actividades económicas desarrolladas, total o parcialmente, fuera del ámbito de aplicación del Impuesto. Además en 2016 quedarán excluidas de módulos todas las actibvidades de los grupos 3, 4 y 5 (fabricación y construcción).

- La retención de los autónomos pasará del 21% al 19% en 2015 y al 18% en 2016, con carácter general. 

  • En cuanto a los planes de pensiones se limita las aportaciones que pueden realizarse a 8.000 euros anuales, sin que pueda superar el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas, eliminando el límite mayor que existía antes para mayores de 50 años. 
  • Desaparece la deducción por alquiler de vivienda habitual excepto para los contratos anteriores a 2015. También desaparece la deducción de la cuenta ahorro empresa. 

 

2º Claves en el Impuesto de Sociedades: 

  • Se introduce el concepto de entidad patrimonial, que toma como punto de partida a las sociedades cuya actividad principal consiste en la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario. 
  • Se simplifican las tablas de amortización y se introduce un nuevo supuesto de libertad de amortización para los elementos del inmovilizado material nuevos por importe de más de 300 € hasta un máximo anual de 25.000 €. 
  • Se introduce la no deducibilidad de cualquier tipo de deterioro correspondiente a otro tipo de activos, con la excepción de las existencias y de los créditos y partidas a cobrar. Esto afecta a las inversiones inmobiliarias o al fondo de comercio. 
  • Se limita la deducibilidad fiscal de las atenciones a clientes, hasta el 1 por ciento del importe neto de la cifra de negocios. 
  • Asimismo, en el artículo 18.6 de esta nueva Ley se establecen reglas específicas de valoración para las operaciones de los socios con las sociedades profesionales, ajustadas a la realidad económica. 
  • En cuanto a la compensación de bases imponibles negativas se elimina el límite temporal de los 18 años, pero se limita su aplicación a un 70% del beneficio previo. 
  • El tipo de gravamen pasa del 30% al 25% (o sea que queda igual para las Pymes pero baja para las grandes empresas!), manteniéndose el tipo del 15% para las empresas de nueva creación durante el primer ejercicio con beneficios y el siguiente. 
  • Desaparece la deducción por inversiones medioambientales y por reinversión de beneficios extraordinarios, pero se mantiene la de I+D+I. 

 

3º Las claves respecto al IVA: 

  • Sube al tipo general del 21 % los productos intermedios de elaboración de medicamentos, los equipos médicos, los aparatos, instrumental sanitario y productos farmacéuticos. El tipo para las flores y plantas vivas pasan a tributar del 21% al 10%. Se mantiene el tipo reducido del 10 % para las gafas y lentillas graduadas, prótesis, sillas de ruedas o muletas, así como gasas, vendas, botiquines o parches oculares. 
  • Los libros electrónicos tributarán en el país donde se realice la descarga. 
  • Tributarán en el país de destino los servicios electrónicos, de telecomunicaciones, radiodifusión y televisión cuando el destinatario sea un particular. 
  • Se modifica la recuperación del IVA de los impagados, ampliando de uno a tres meses el plazo para realizarla en caso de concurso del deudor, y de seis meses a un año en el caso de créditos incobrables para pymes. 
  • Se amplían los supuestos de aplicación de la regla de inversión del sujeto pasivo para luchar contra el fraude a la entrega de determinados productos, tales como teléfonos móviles, ordenadores portátiles, tabletas digitales, así como la plata y el platino en operaciones superiores a 10.000 €. 
  • Se modifican los límites de los módulos en el mismo sentido que en el IRPF.
publicado el