Regalos de Navidad a clientes y empleados

Cestas Navidad 

Una de las preguntas más recurrentes en estas fechas es si los regalos de navidad son deducibles. Es una práctica habitual en muchas empresas realizar regalos a los clientes o colaboradores, asi como atender con cestas o lotes de Navidad para los empleados. Aunque la costumbre haya descendido un poco con la crisis, no deja de ser una parte importante en las promociones de muchas empresas. Hacienda practica unos criterios muy restrictivos en cuanto a su posible deducción fiscal, pero no todo es tan negativo. Vayamos por partes:

  • Lotes y cestas de Navidad para los trabajadores: en este caso será un gasto deducible en el Impuesto de Sociedades siempre y cuando sea un uso y costumbre de la empresa; de acuerdo con el artículo 14.1.e de la Ley del IS. No hace falta que exista ninguna obligación por convenio o contrato. Eso quiere decir que es algo que hacemos todas las Navidades y no un solo año puntual.

Respecto al trabajador es una retribución en especie y deberíamos practicar la retención (pago a cuenta) del IRPF correspondiente.

Finalmente no sería deducible el IVA en ningún caso.

 

  • Regalos de empresa y atenciones a clientes: son deducibles del Impuesto de Sociedades, con la limitación del 1% de la cifra de negocios de la empresa des del 2015. Si queremos deducirnos el IVA es necesario que estos regalos lleven el nombre y/o logotipo de la empresa y no supere su valor unitario los 90,15 €, de acuerdo con el artículo 7.4 de la Ley del IVA. En este supuesto se considera publicidad. Hay que destacar que el nombre debe estar grabado y no puede ser una etiqueta que se pueda quitar.  

 

  • Productos de la empresa: cuando regalamos muestras  serán deducibles siempre que carezcan de valor comercial. Debemos realizar un albarán de entrega de importe cero indicando que son muestras sin valor comercial. En lo posible debemos indicar este hecho en la propia muestra y prohibir su venta posterior.

La no deducibilidad del IVA soportado en las compras de regalos viene recogida en el artículo 96.1.5 de la Ley del IVA. Sin embargo, la Audiencia Nacional ha matizado este precepto recogiendo la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en el sentido de poderse deducir el IVA si el empresario prueba la necesidad de tales gastos. Esto conlleva un problema de prueba para el empresario. ¡Con lo fácil que sería adaptar la ley!.

No olvidemos finalmente que para que un gasto sea deducible debemos tener la factura (no vale tíket o factura simplificada), contabilizarla y poder probar la realidad del gasto (a quien hemos entregado esos regalos o esa comida). 

publicado el

Novedades modelo 720

Bienes en el Extranjero

 

Hasta el 31 de marzo tenemos que presentar el modelo 720 de Declaración de Bienes en el Extranjero.

Como cada año deben presentarla las personas residentes fiscales en España que dispongan de bienes en el extranjero por un importe en conjunto de 50.000 € o más en alguna de las siguientes tres áreas:

 

  • Depósitos en cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero
  • Valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero
  • Inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

 

Si ya la hicimos en el pasado debemos presentarla si presenta variaciones superiores a 20.000 €. Importante, las variaciones en los tipos de cambio, como por ejemplo entre el euro y el dólar, pueden provocar estas variaciones.

No existen demasiadas novedades para este 2015, pero hay algunas consultas vinculantes de la DGT que aclaran algunos conceptos:

  • V0861/2015, de 23 de marzo: El consultante dispone de una cuenta de valores en Suiza que se compone tanto de valores como de efectivo. La Dirección General de Tributos establece que la obligación de informar de los bienes situados en el extranjero es de forma independiente respecto a los mismos. En este caso se realizará de forma separada para efectivo y para valores, con independencia de encuadrarse ambos en una misma cuenta.
  • V1179/2015, de 16 de abril: El consultante heredó dos inmuebles en Perú. Ha aparecido otro heredero, quien ha solicitado su inclusión en la partición en la herencia. Todo ello se encuentra a la espera de resolución judicial. La Dirección General de Tributos señala que la información a consignar en la Declaración es la existente a 31 de diciembre, con independencia de que esté pendiente de resolución judicial la partición definitiva.

 

Puede ampliar más información sobre el modelo 720 en este link. Como siempre estamos a su disposición para cuantas consultas al respecto quiera hacernos.

publicado el

Ampliación importe aplazamientos sin aval en Agencia Tributaria

 

Hacienda permitirá aplazar hasta 30.000 € sin aval en vez de los 18.000 € fijados hasta ahora. Además en 2016 el interés aplicable bajará a un 3,75%.

Esta medida agilizará la tramitación de muchos expedientes, ya que en la práctica la denegación del aplazamiento por falta de aval, comportaba casi tres meses de trámites. Así mismo evitaremos los elevados costes de la concesión de un aval.

Según la Agencia Tributaria, recibe más de 25.000 solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de deuda que se encuentran entre 18.000 € y 30.000 €.

Recordemos que solo podemos pedir aplazamiento o fraccionamiento en el IVA, Impuesto de Sociedades o en el de la Renta, pero no en el caso de las retenciones (por ejemplo modelos 111, 115 o 123).

publicado el

Las SCPs pasan a tributar por Impuesto Sociedades

 

Una de las principales novedades de la nueva Ley del Impuesto de sociedades, Ley 27/2014, de 27 de noviembre, es que las sociedades civiles con actividad mercantil pasarán a tributar por sociedades en vez de por Impuesto de la Renta en atribución de rentas, como hasta ahora.

 

¿Qué entendemos por actividad mercantil?

Una actividad mercantil es la que se realiza de acuerdo con lo que marca el Código Mercantil: cuando se prestan servicios o venden productos. Por tanto, aquellas sociedades civiles que tengan por objeto una explotación inmobiliaria no estarán afectadas.

 

¿Qué significa este cambio?

Estas SCP tributaban por el régimen de atribución de rentas en el Impuesto de la Renta de cada socio en función de su participación. Ahora tributarán por Impuesto de Sociedades con el tipo general del 25%.

 

¿Y el dinero que perciban los socios?

Por los beneficios que se repartan a los socios se deberá tributar por IRPF como dividendos, estableciéndose por tato una doble tributación. En cuanto a los ingresos que los socios perciban por su trabajo en la sociedad, queda por determinar si se considerarán rendimientos del trabajo.

 

¿Es obligatorio?

Todas aquellas SCP con objeto mercantil que no quieran tributar por el impuesto de sociedades, pueden ser liquidadas y disueltas hasta el 30 de junio de 2016, con los beneficios fiscales que establece la disposición transitoria introducida por la reforma.

Hay que adoptar el acuerdo dentro de los seis primeros meses del 2016 y liquidar y disolver la sociedad en los seis meses siguientes a su adopción. Hay que tener en cuenta que si se opta por la disolución se debe formalizar un balance de liquidación. Esto es especialmente complicado en aquellas SCP que hayan tributado en módulos. Además de este balance se derivarán una cuota de liquidación que se adjudicará a cada socio partícipe generándole un beneficio a efectos del IRPF.

Las  ventajas de esta opción son la exención en el ITP-AJD, en el IIVTNU y el diferimiento de tributación del beneficio adjudicado a cada socio hasta que lo perciban efectivamente.

 

¿Hay más consecuencias?

Aquellas SCP acogidas al Régimen Especial del IVA del Recargo de Equivalencia quedarán automáticamente excluidas, ya que solo puede aplicarse a personas físicas y entidades en atribución de rentas.

 

Sin duda esta medida genera consecuencias que no podemos valorar, y hacen poco aconsejable seguir trabajando como SCP. Debemos estudiar caso a caso y valorar la constitución de una Sociedad Mercantil tipo SL o SA.

publicado el

Rebaja en las retenciones

 

El gobierno anunció la pasada semana un adelanto de las rebajas de impuestos previstas para el 2016 a uno de julio del 2015. Todo ello ha conllevado variaciones en las retenciones que tenemos que aplicar para este ejercicio. Finalmente, mediante el Real Decreto-ley 9/2015, se ha decidido cambiar las retenciones que se aplican a partir del 12 de julio de 2015. Y quedan así:

 

1. Rendimientos del trabajo:

  • Se cambian las escalas del impuesto a efectos de retenciones, y se regularizará con las nóminas que se devenguen a partir del uno de agosto.
  • El porcentaje de retención para los administradores seguirá en el 37%, bajando del 20% al 19,5% en el caso de empresas con cifras de negocio inferiores a 100.000 €.
  • Los cursos, conferencias y similares baja al 15%

 

2. Rendimientos de capitales:

  • Capital mobiliario (intereses): 19,5 %
  • Retenciones alquileres de local de negocio: 19,5 %

      También se aplicará este porcentaje a las ganancias patrimoniales.

3. Actividades profesionales:

  • 15% para actividades profesionales
  • 7% para actividades profesionales en el primer año de actividad y los dos siguientes.

 

En el caso de las retenciones de las facturas no se aplicará con efectos retroactivos, si no en todas las facturas y alquileres a partir del 12 de julio.

publicado el