Campaña Renta 2015

Renta 2015

 

El 6 de abril empieza la campaña de la Renta 2015. Una campaña definida por las novedades de la reforma fiscal y una rebaja en los tipos impositivos.

Hablamos claro está de la renta del ejercicio 2015, que deberá presentarse hasta junio del 2016.

 

Calendario:

  • A partir del 6 abril: solicitud del borrador y confirmación por internet. Solicitud de los datos fiscales de cada contribuyente. Se puede hacer por página web o telefónicamente.
  • Desde el 10 de mayo: presentación de la declaración en entidades colaboradoras.
  • 25 de junio: último día para presentar las declaraciones con domiciliación bancaria.
  • 30 de junio: finalización del plazo para presentar la renta 2015.

 

Borrador de la renta:

Es una forma fácil de cumplir nuestras obligaciones, ya que solo debemos comprobar el borrador y confirmarlo, pero hay que tener cierto cuidado, especialmente:

  • Revisar los ingresos y retenciones: puede que no se hayan imputado correctamente, especialmente las subvenciones y ayudas, como por ejemplo el plan PIVE.
  • Cambios en la situación familiar: en Hacienda no son adivinos y no saben si ha nacido un hijo o nos hemos separado.
  • La correcta imputación de la hipoteca si tenemos derecho a la deducción por vivienda
  • Respecto a las fincas, mucho cuidado con cualquier variación (compraventa, herencia), si alquilamos alguna, o bien las imputaciones no están bien realizadas (p.e. nos adjudican una finca al 100% siendo en realidad de varios titulares). También como se incluyen los garajes o trasteros con nuestra vivienda habitual.
  • Rentas en el extranjero: Hacienda ha empezado a fijarse en las rentas que obtenemos en el extranjero (pensiones, intereses,…) que debemos declarar en España. Sin embargo no aparecen en el borrador.
  • Aportaciones deducibles a colegios profesionales, sindicatos, …
  • Deducciones autonómicas
  • Las aportaciones a planes de pensiones

 

Novedades:

Puedes ver todas las novedades de esta campaña en nuestro artículo sobre la reforma fiscal

publicado el

Novedades modelo 720

Bienes en el Extranjero

 

Hasta el 31 de marzo tenemos que presentar el modelo 720 de Declaración de Bienes en el Extranjero.

Como cada año deben presentarla las personas residentes fiscales en España que dispongan de bienes en el extranjero por un importe en conjunto de 50.000 € o más en alguna de las siguientes tres áreas:

 

  • Depósitos en cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero
  • Valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero
  • Inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

 

Si ya la hicimos en el pasado debemos presentarla si presenta variaciones superiores a 20.000 €. Importante, las variaciones en los tipos de cambio, como por ejemplo entre el euro y el dólar, pueden provocar estas variaciones.

No existen demasiadas novedades para este 2015, pero hay algunas consultas vinculantes de la DGT que aclaran algunos conceptos:

  • V0861/2015, de 23 de marzo: El consultante dispone de una cuenta de valores en Suiza que se compone tanto de valores como de efectivo. La Dirección General de Tributos establece que la obligación de informar de los bienes situados en el extranjero es de forma independiente respecto a los mismos. En este caso se realizará de forma separada para efectivo y para valores, con independencia de encuadrarse ambos en una misma cuenta.
  • V1179/2015, de 16 de abril: El consultante heredó dos inmuebles en Perú. Ha aparecido otro heredero, quien ha solicitado su inclusión en la partición en la herencia. Todo ello se encuentra a la espera de resolución judicial. La Dirección General de Tributos señala que la información a consignar en la Declaración es la existente a 31 de diciembre, con independencia de que esté pendiente de resolución judicial la partición definitiva.

 

Puede ampliar más información sobre el modelo 720 en este link. Como siempre estamos a su disposición para cuantas consultas al respecto quiera hacernos.

publicado el

Consejos para rebajar su factura en la Renta 2015

 

Renta 2015

Como siempre que llega esta época del año, junto al frio y las compras navideñas, nos entra a todos prisa por rebajar la factura del IRPF de 2015. El problema es que no mucho puede hacerse a estas alturas, pero algunas si:

Empezamos con los consabidos planes de pensiones. Las aportaciones a los planes de pensiones reducen la base imponible del IRPF, con un máximo de 8.000 euros o un 30% por ciento de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. Se eliminan por tanto los límites para mayores de 50 años. Además no conviene rebasar este límite porque el exceso no es desgravable.

Desaparece la deducción a los primeros 1.500 euros cobrados en concepto de dividendos. En cambio se incluye un nuevo beneficio fiscal sobre los rendimientos de los depósitos y seguros cuando la inversión se mantenga durante al menos cinco años y se aporten un máximo de 5.000 euros anuales.

En cuanto la deducción por vivienda habitual, podemos deducir hasta el 15 % del importe invertido con un máximo de 9.040 euros, aunque claro, sólo para quienes adquirieron su casa o antes de 2013. Como siempre es conveniente realizar una amortización anticipada de su crédito, de forma que sumada a las cuotas que ha pagado, llegue hasta este máximo.

Otra novedad que perjudica al contribuyente es sobre las viviendas compradas después de 1994, ya que perderán los coeficientes de abatimiento y las adquiridas con anterioridad a esta fecha los mantienen pero hasta un valor de transmisión de 400.000 euros. También se elimina el corrector de inflación en la venta de cualquier inmueble. En compensación bajará el tipo impositivo de la renta del ahorro.

Quizá la novedad más importante es la derivada del sistema de compensación de las rentas. En la normativa anterior las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones con periodo  de generación igual o inferior al año integraban  la base imponible  general y las que tenían periodo de generación superior al año integraban la base imponible del ahorro.

Con la nueva normativa ha desaparecido esta distinción de forma que todas las ganancias o pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones, cualquiera que sea su periodo de generación forman parte de la base imponible del ahorro.

De esta manera desde 2015 las pérdidas patrimoniales se pueden compensar con otras ganancias de capital mobiliario y viceversa, pero con un límite. Las pérdidas solo podrán compensar hasta un 10 % de las ganancias en 2015, un 15 % en 2016, un 25 % en 2017 y un 26 % a partir de 2018.

Este hecho, junto con la rebaja de un punto del tipo de las rentas del ahorro lleva a que sea conveniente, vender aquellos bienes (acciones, etc.) con pérdidas en 2015 y compensar beneficios y en cambio esperar a 2016 para vender aquellos que nos puedan proporcionar beneficios.

 

 

 

 

publicado el

Rebaja en las retenciones

 

El gobierno anunció la pasada semana un adelanto de las rebajas de impuestos previstas para el 2016 a uno de julio del 2015. Todo ello ha conllevado variaciones en las retenciones que tenemos que aplicar para este ejercicio. Finalmente, mediante el Real Decreto-ley 9/2015, se ha decidido cambiar las retenciones que se aplican a partir del 12 de julio de 2015. Y quedan así:

 

1. Rendimientos del trabajo:

  • Se cambian las escalas del impuesto a efectos de retenciones, y se regularizará con las nóminas que se devenguen a partir del uno de agosto.
  • El porcentaje de retención para los administradores seguirá en el 37%, bajando del 20% al 19,5% en el caso de empresas con cifras de negocio inferiores a 100.000 €.
  • Los cursos, conferencias y similares baja al 15%

 

2. Rendimientos de capitales:

  • Capital mobiliario (intereses): 19,5 %
  • Retenciones alquileres de local de negocio: 19,5 %

      También se aplicará este porcentaje a las ganancias patrimoniales.

3. Actividades profesionales:

  • 15% para actividades profesionales
  • 7% para actividades profesionales en el primer año de actividad y los dos siguientes.

 

En el caso de las retenciones de las facturas no se aplicará con efectos retroactivos, si no en todas las facturas y alquileres a partir del 12 de julio.

publicado el

La Reforma fiscal

Reforma fiscal 

El Gobierno aprobó el anteproyecto de ley de la reforma fiscal para el 2015-2016 que incluye una importante rebaja de impuestos, al menos en teoría. Esta reforma deberá pasar ahora el trámite parlamentario y salvar los escollos de la Comisión Europea. Veamos cómo nos puede afectar:

 

 

1º En cuanto al IRPF:

- Se rebajan de siete a cinco los tramos para calcular la cuota de la renta. Estos serán a partir de  12.450, 20.200, 34.000 y 60.000 euros, y tendrán tipos impositivos del 20%, 25%, 31%, 39% y 47% en 2015, y del 19%, 24%, 30%, 37% y 45% en 2016.

- La tributación por la base del ahorro bajará de los actuales 21% a 27% al 20 al 24 % en 2015 y del 19 al 23 % en 2016.

- El mínimo personal subirá de 5.150 a 5.550 euros y lo harán también los mínimos familiares hasta un 32 %. Hay que decir que los mismos estaban congelados a pesar del aumento de la carestía de la vida.

- Habrán más deducciones para las familias numerosas o con hijos o ascendientes con discapacidad.

- Las daciones en pago pasarán a estar exentas y se modifica la tributación de las pérdidas por las preferentes.

 

Hasta aquí las buenas noticias:

- Las indemnizaciones por despidos laborales no estarán exentas y tributarán a partir de 2.000 euros por año trabajado.

- Desaparece la deducción por alquiler de vivienda habitual excepto para los contratos anteriores a 2015.

- También desaparece la exención de los primeros 1.500 € para dividendos.

 

En cuanto a los empresarios y profesionales:

- Se reduce la retención a autónomos profesionales con rentas inferiores a 12.000 euros del 21 al 15 %. El resto (casi todos) seguirá igual.

- El sistema de módulos se limitará a 150.000 euros de ingresos y 150.000 euros de gasto, y quedaran excluidos los autónomos que facturen menos del 50 % a personas físicas.

 

En la práctica una familia con dos hijos y rentas de unos 25.000 € tendrá un ahorro fiscal del 10%.

 

2º Impuesto de Sociedades:

- El tipo se rebaja del 30 % al 28 % en 2015 y al 25 % en 2016. Se mantiene el tipo del 15% para las empresas de nueva creación.

- Seguiremos con las medidas temporales en vigor relativas a pagos fraccionados.

- Se creará una reserva de nivelación para pymes para compensar futuras pérdidas en un plazo de cinco años y una reserva de capitalización del 10 % del beneficio con un límite de 1 millón de euros. La aplicación de ambas reservas permitirá bajar el tipo efectivo a las pymes al 20,25 %. Es decir, que mientras a las grandes empresas les bajan los tipos a las pequeñas les ponen nuevas obligaciones si quieren bajar su factura.

- En cuanto al I+D será obligatorio que la empresa destine más del 10 % de sus ingresos netos para mantener el porcentaje de deducción al 50 %.

 

3º Respecto al IVA:

- Subirán al tipo general del 21 % los productos intermedios de elaboración de medicamentos, los equipos médicos, los aparatos, instrumental sanitario y productos farmacéuticos.

- Se mantiene el tipo reducido del 10 % para las gafas y lentillas graduadas, prótesis, sillas de ruedas o muletas, así como gasas, vendas, botiquines o parches oculares.

- Los libros electrónicos tributarán en el país donde se realice la descarga.

- Tributarán en el país de destino los servicios electrónicos, de telecomunicaciones, radiodifusión y televisión cuando el destinatario sea un particular.

 

Habrá que ver como se acaba de definir esta reforma. Por un lado la troika no entiende que se rebajen impuestos con el déficit fiscal que tiene España, por lo que para compensar podrían subir los impuestos sobre el tabaco, alcohol y carburantes; además de poner nuevos impuestos medioambientales. Por otro lado la asociación de técnicos de Hacienda (GESTHA) indica que la rebaja influye sobre todo en las rentas más altas, y que para las bajas el ahorro será de 170 € anuales de media.

 

publicado el